viernes, 20 de septiembre de 2013

Reseña: Dragon Age II

Título: Dragon Age II
Género: Acción, Aventura, Rol, RPG
Textos: Castellano
Voces: Inglés
Jugadores: 1
Modo online: No
Año: 2011
Desarrolladora: BioWare
Distribuidoras: Electronic Arts
Plataforma: PS3
Disponibilidad de Trofeos:

Opinión Personal

Uno de los dos juegos que cayeron para mi último cumpleaños. Ya en su momento reseñamos la primera parte, Dragon Age: Origin, un título que nos fascinó y durante tiempo fue nuestro videojuego favorito de PS3, hasta que llegó The Elder Scroll: Skyrim.

En su momento cuando salió teníamos pensado comprarlo, es más si mal no recuerdo creo que incluso lo reservamos y todo, pero nada más había salido a la venta que los primeros en jugarlo dejaban el título por los suelos. En poco más de una semana había recibido tantas críticas negativas como el DA: Origins excelentes opiniones, así que descartamos comprarlo. Y así pasó el tiempo hasta que decidimos darle una oportunidad ahora que estaba bastante rebajado de precio.


Personalmente encontramos que las críticas eran excesivas, obviamente el título no está a la altura de la primera parte, pero es un juego muy completo y disfrutable. Al principio nos descolocó un poco ya que pensábamos que continuaría la historia de DA: Origins, que sería una continuación directa, pero "nada" tenía que ver. Nos presentan un personaje nuevo, con una historia totalmente nueva.

La primera crítica que había recibido el juego era que no te dejaban personalizar al protagonista, por defecto te presenta a un personaje donde no puedes modificarlo. Es como es y punto. Eliges el tipo que quieres que sea y empiezas el juego con tu humano. Cierto, esta parte es criticable, sobre todo teniendo en cuenta que otros títulos (incluido el DAO) dejaban personalizar al personaje no solo físicamente y en clases, sino además su raza y sus orígenes (noble, pobre, elfo de ciudad o del bosque, enano, etc…) y vivir cada historia su principal encanto.


Uno de los puntos fuertes de estos juegos de BioWare es la opción de que tu personaje pueda decidir qué tipo de respuesta quiere dar (dentro de unas predeterminadas). Donde llevaremos una relación u otra con nuestros compañeros, haciendo que sean nuestros amigos o rivales (fundamental en la parte final del juego, aquellos que sean rivales te dejarán y tendrás que enfrentarte a ellos), incluso consiguiendo mantener una relación amorosa con uno de los compañeros (indiferentemente si es hombre o mujer). Aunque si mantienes una relación entre hombres no muestran la escena de cama, cosa que sí hacen en una relación con una mujer...

Gráficamente es aceptable, no es ninguna maravilla, incluso en algunos decorados se veían las zonas muy cuadriculadas. Podríamos decir que cumple para el tipo de juego que es, los monstruos están conseguidos (dragones, sombras, espíritus, trolls, etc...), pese que sean calcomanías unos de otros. Los compañeros y personajes con cierta relevancia en la historia están bien detallados y diferenciados (no se puede decir lo mismo de los ultra secundarios que todos tienen la misma cara) y a muchos les pillamos cariño, ese gran Varric!


En cuanto a la duración, nosotros somos de dedicarle todas las horas posibles e intentar completar todas las misiones, principales y secundarias, así que pese que nos dejamos alguna en el primer acto, el resto lo hicimos bastante al completo. El título tiene una duración de unas 40 horas de juego, bastante más corto que el DAO.

Por último y para no enrollarnos más, quizás una de las cosas que menos nos ha gustado es que toda la historia se desarrolle en una única ciudad. Nos gustó más la opción de Origins que pasaba en un mapa mucho más grande y visitabas diferentes lugares, aquí por contra pasa todo en Kirkall y se hace repetitivo. Como también la forma en la que se ha dividido el juego: en tres Actos, y cuando empezábamos un nuevo acto habían transcurrido tres años... No nos acabó de convencer esta opción. Y por supuesta, la limitación en la historia principal, pues no motiva para volver a jugar el juego.

Nota: Un 7,25