miércoles, 12 de febrero de 2014

Reseña: Nozoki Ana

Título: Nozoki Ana
Título original: Nozoki Ana (ノ・ゾ・キ・ア・ナ)
Autora: Wakou Honna
Editorial Japonesa: Shogakukan
Revista: Moba Man
Editorial Española: Sin licenciar
Tomos: 13 (serie completa)
Sinopsis: La historia trata sobre un estudiante de arte llamado Tatsuhiko Kido. Al mudarse a Tokio a un nuevo apartamento encuentra un agujero en la pared, al principio, no ve nada pero un día ve a una chica masturbándose. Entonces se dirige a su apartamento para avisarle del agujero entre las paredes, conoce a la chica e intenta hablar con ella pero esta se da la vuelta y entra en su habitación. Kido la sigue hasta que tropieza y termina sobre ella, entonces ella toma una foto y le dice que sólo la borrará si acepta a "exponerse" mutuamente. Con esto comienza una vida de "espionaje" entre ambos.

Opinión Personal

Antes que la serie empezara a levantar revuelo por Internet y que se anunciara la posterior adaptación al anime, nosotros ya estábamos leyendo Nozoki Ana. Más que nada, porque la encontramos un día entre varias series y nos pusimos a bajarla.

Este tipo de series, son difíciles de encontrar y muy difíciles que tengan éxito o simplemente estén bien. Véase el caso de Love Junkies, Norma apostó por ella y tardo milenios en poder acabarla porque no se la compraba ni el tato...

Nozoki Ana cuenta primero de todo con una cosa imprescindible en esta temática, un dibujo llamativo. El dibujo entra rápido por el ojo, así que dices: ¡vamos a probar! Y luego tiene que presentarte algo parecido a una historia, intentar presentar algún acontecimiento más que las simples relaciones sexuales entre los personajes. En este caso nos presentan una historia algo "rara"; con la premisa de que los dos protagonistas se tienen que espiar por un agujero que hay entre sus apartamentos. A partir de ahí iremos conociendo las vivencias de ambos, la relación entre  Emiru y Kido, como también la de varios (sobre todo varias) personajes secundarios y SPOILER como no, su enamoramiento FIN SPOLER.

Los trece tomos que tiene la serie no se hacen largos, pasa todo rapidísimo y como al fin y al cabo, no deja de ser un manga subido de tono, los capítulos se leen en un santiamén. Con sus altibajos, con partes más buenas y partes más flojas, después de 117 capítulos la autora nos ha presentado una historia con altas dosis de erotismo y con una historia romántica.

Nota: Un 7

1 comentario:

Miguel Vega Carsi dijo...

¿Cuándo saldrá la adaptación al anime si es que aún no sale?